La Floración

La Floración del Baix Segre

Más allá de su belleza, la floración de los árboles frutales es un acontecimiento capital para nuestro territorio; es la constatación del retorno de la vida después de meses de una quietud inerte, fría y seca.

 

Los griegos ya celebraban esta resurrección agraria y rural en las Tesmoforias, fiestas dedicadas a la diosa Deméter, y hasta hoy, el significado cultural de la floración es, todavía, presente en casi todas las sociedades y civilizaciones de todo el mundo. Pero pocas pueden tener un escenario como el nuestro, porque el espectáculo que ofrecen estos frutales florecidos, por su inmensidad y cromatismo, es, sencillamente, incomparable.

 

Además de este marco cultural y paisajístico, la floración corresponde también a un momento muy especial para los campesinos, ya que recompensa el esfuerzo, la inversión y el cuidado por la tierra de un sector que es parte capital tanto de nuestra economía como de nuestra sociedad. Por este motivo es indispensable que, mientras os maravilláis de este milagro natural, tengáis presente la dedicación y trabajo que hay detrás de cada una de estas flores.